JODIDOS X SI

VIAJÉ PARADO. Y VOS?? VIAJANDO EN EL MALDITO TRANSPORTE PUBLICO.
RECORRIDOS, COMPLICACIONES, DEMORAS, VÍDEOS, ENCUESTAS, OCURRENCIAS, PERSONAJES, ETC. ALZÁ TU VOZ!!!!! ESTAMPÁ TU QUEJA ACÁ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

.......................................................................................................................................................................

martes, 18 de septiembre de 2007

BASTA DE VIAJAR COMO VACAS


El sistema funciona mal, los trenes tambien.
"Cuando los pobres luchan contra los pobres, los ricos tienen los mejores motivos para alegrarse".
Es el tercer acto del grupo de usuarios 'Pasajeros del Roca' en donde se insiste en la necesidad de rescindir el contrato de Metropolitano S.A. (de Sergio Taselli). Claro que para esto hay mil trabas burocrático-político-sociales de orden sumamente importante, como ser el propio Gobierno, la CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Trasnporte), y por supuesto los propios usuarios, siempre danmificados y muchas veces pasivos antes los desastres y desatenciones acostumbrados de parte de las entidades mencionadas. Hasta que ocurre lo del Martes con destrozos generalizados, amplia y sobradamente justificados.
Lo que hay que preguntarse ahora es cómo sigue esta empresa neoliberal, vaciadora, explotadora, incumplidora, subsidiadamente fuertemente por el Estado en 260.000 millones de pesos anuales.
Es decir, cómo sostiene la gran farsa, el enorme negociado que mantienen tanto la empresa Metrpolitano S.A., el Gobierno, la CNRT (que más bien parece un cuadro muy bien pintado y nada más) en estas condiciones?
Esto es un debate mucho más amplio que incluye, por supuesto, a otros sectores de la vida cotidiana, como ser, la luz, el gas, los teléfonos, los impuestos, el trasnporte, etc... Evidentemente es un tema más que general, 'natural' y diario, que la sociedad, en su conjunto se empecina en mantener (alguien dirá que es muy dificil luchar contra las estructuras del imperio) a pesar de los altos precios, los malos servicios -que varían de una a otra zona-, las cargadas y las grandes dificultades que hay a la hora de realizar un reclamo, que desde la última etapa del capitalismo corporativo -década del ochenta para acá- se mantiene casi exclusivamente mediante la vía telefónica, ya no el trato persona a persona de hace unas pocas décadas atrás.
Esto es sumamente gratificante para las grandes corporaciones que ven como su poder se acrecienta, y sus ingresos, en lugares lejanos (países, regiones) donde la pobreza es un número más, ofrecido como espectáculo diario y donde las protestas y acciones efectivas de boicot, sabotage, acción directa, bloqueo de acceso, etc... muchas veces llevadas a cabo por los trabajadores y trabajadoras, de vez en cuando y en algunas empresas, se oponen al vaciamiento general, a la desidia institucional (estatal y privada) y deciden poner el pecho para cambiar la situación.
Se puede decir que la situación está más que delicada, puede ocurrir un accidente de consecuencias inimaginables si un tren de Metropolitano S.A. o TBA en hora pico chocan de frente o descarrilan a alta velocidad. El hacinamiento en dichas franjas horarias es insoportable y considerablemente aterrador. Hay que anticiparse al Cromañón ferroviario, ya que no sólo los trenes no están dotados de salidas de emergencia, dudo mucho de que los botoncitos que existen en algunos vagones vayan a funcionar en caso de accidente, sino también que los vagones superan por mucho, aunque no soy un experto en el tema, el peso aceptable para trasnportar personas a grandes velocidades. Imaginar solamente que un vagón pueda llegar a descarrilar debería causar espanto. La capacidad de un vagón con gente sentada es de un poco más que de 55 pasajeros (dependiendo de la línea, de ese tren en particular); sumado a esto la cantidad de gente que viaja prácticamente como un bloque masiso de carne y hueso, la cuenta puede ser fatal. Además no existen salas de ayudas médicas mínimas, las rampas y accesos para personas con capacidades diferentes tampoco, la frecuencia de las formaciones es francamente una cargada en horarios de alta circulación. En fin, una serie interminable de malas formas y de construcciones no apropiadas hacen de los trenes un lugar de inminente peligro, una potencial tragedia andante.
Por eso y mucho más, grupos de usuarios, hasta ahora incipientes y mínimos, se vienen organizando para tratar de mejorar la situación general de los mismos, aunque hasta ahora el método elegido para tal fin haya sido la junta de firma básicamente, cosa que como se sabe inconscientemente al menos, podrá rellenar los despachos de alguna secretaría y/o demabular de un lugar a otro, como si fuera una papa caliente que saben desechable en cualquier momento. Pues bien, para mejorar la situación general hace falta el apoyo, el cuerpo y la mente de muchas personas, obteniendo de este modo una fuerza organizada real capaz de persionar al límite de cambiar una consesión por algo mejor. Pero como estamos 'acostumbrados' en el mundo de 'Argentina' (3), sabemos que las consesiones, los tratados, los contratos, los pactos siempre benefician a la gente del poder económico con un coste mínimo a pagar por eso. El Estado argentino, Kirchner & compañía, saldrá, en caso de rescindir el contrato, poner paños fríos, a echar culpas sobre la empresa, a hacer lo habitual: seguir manteniendo todas las estructuras de poder, pero con gestos y discursos ampulosos y maniqueos; y poner a 'funcionar' nuevamente una empresa que obtenga jugosas ganancias, con poquísima inversión.
Los enfrentamientos del Martes 15 en Constitución deberían sentar el precedente, de que después de los métodos pasivos, 'pacíficos' e institucionales, pueden llegar a incrementarse en violencia si la situación sigue siendo de grave a gravísima. El no pagar el boleto puede ser uno de los caminos que les duela un poco, tal vez, a la empresa y al gobierno, aunque sabemos que las ganancias están garantizadas sobradamente. Acompañar el 'pasar sin pagar' con organización real, con acciones de propaganda, volanteadas, grafittis, intervenciones y roturas de publicidades dentro y fuera de los vagones pueden completar la escena para sembrar el caos 'médiático' y el contagio masivo, siempre tratando de realizar las mismas en compañía de otras personas. Si una cantidad considerable de gente no se une para dicho fin, habremos perdido nuevamente otra batalla contra la aniquilación del planeta y seguiremos padecienco la tristeza y el agotamiento de tener siempre que pelar con otros pobres.

1 comentario:

lalo dijo...

joya! che vas mañana a plaza?

CHOQUE EN AVENIDA PAVON.( 18 de marzo 2007)